¡Relax! Estamos cargando los mejores productos ;)

Legalidad y regulación

En este artículo encontrarás un recuento histórico de los factores que llevaron a la prohibición de la marihuana y finalmente a que en el mundo entero tengamos leyes absurdas y antidemocráticas.

Nos enfocaremos sobretodo en:

  • La tensión social cómo origen de la prohibición
  • El papel de las Noticias Falsas (Fake News) en el origen del tabú y la desinformación
  • El origen de la prohibición en Estados Unidos y su escalamiento en el mundo
  • Nuestro rol cómo defensores de la planta en contar una nueva historia

Al final cantaremos juntos un clásico de Molotov para no olvidar que la música siempre forma parte de la transformación cultural.

Es un texto que toma unos minutos en leer. Así que ponte cómoda o cómodo, pégalo y en compañía de un buen porro, empecemos...

 

10,000 años de realación y 80 años de prohibición

La planta de cannabis y la cannabicultura tienen más años de los que imaginamos.

Muchos artículos y referencias coinciden en que la estrecha relación de esta planta con la humanidad comenzó entre los años 8,000 - 10,000 AC en Asia central donde se usaba el cáñamo como fuente de fibra para el uso textil.

Se puede decir que la marihuana es una de las primeras plantas que el ser humano domesticó. Con el pasar los años, diferentes culturas descubrieron las propiedades medicinales y psicoactivas del cannabis y estas fueron entonces aprovechadas para usarse como analgésico y en ciertas regiones como herramienta espiritual.

Desde Asia se fue propagando por todo el mundo a través de los años: los Vikingos la usaban en sus velas, los griegos la usaban para crear sogas de alta resistencia, los árabes para fabricar papel, en Portugal y China reconocieron su carácter medicinal, en el medio oriente el Hashish se volvió popular por su carácter recreativo y finalmente entre los años 1600 y 1800 esta planta fue llegando a Latinoamérica y Estados Unidos. Su entrada a este continente comienza con las plantaciones de cáñamo (para el uso de su fibra) en Misisipi, Georgia, California y en pocos años se empieza hablar de su uso medicinal y recreativo.

Nos centramos en Estados Unidos porque es aquí donde comienza la historia de la prohibición del Cannabis.

Desde 1600 hasta principios del siglo XX el cáñamo (marihuana que se cultiva por su fibra) tuvo aprobación por el público general a tal punto que el gobierno fomentaba su cultivo por medio de subsidios. Poco a poco la historia fue cambiando.

Las principales razones que llevaron a la prohibición fueron: intereses económicos, discriminación social y racial, intereses políticos, desinformación e ignorancia.

Sadhu indio consumiendo marihuana o charas


La tensión social en Estados Unidos

A principios del siglo XX ya existían empresas en Estados Unidos con gran poder económico y político. Si bien no se comparan a las grandes corporaciones de ahora, “Too Big to Fail”, estas empresas tenían el suficiente poder para poner sus fichas en el lugar adecuado y cambiar las leyes.

En las haciendas de cáñamo se comenzó a evidenciar que los negros que trabajaban en los cultivos comenzaron a usar una variedad de cannabis de manera recreativa. La fuerte discriminación racial de algunos estados (sobretodo en el sur de Estado unidos) llevó a tildar al cannabis de ser herramienta del mal ya que volvía a estos negros “más peligrosos de lo que eran”.

Durante la revolución de México en 1910 hubo una gran entrada de inmigrantes al vecino país. Algunos de estos inmigrantes mexicanos llevaron consigo la costumbre de fumar cannabis y durante la gran depresión, que trajo consigo mucha tensión social, algunos estados comenzaron a afirmar que “los mexicanos estaban locos y que era el cannabis lo que los volvía así”. De nuevo el racismo y la tensión social comenzaron a influir para darle un tinte negativo al cannabis.

Harry Anslinger - El enemigo #1 del cannabis

Si bien la prohibición comenzó de manera estatal, siendo California y Utah los primeros en crear leyes en contra del cannabis, en pocos años el gobierno federal comenzó a trabajar por su prohibición definitiva a lo largo y ancho del país.

El camino para la prohibición no era fácil y evidente ya que la constitución actual no daba mucho campo para la regulación del consumo de drogas. Fue así como en 1930 se formó la Oficina Federal de Estupefacientes (Federal Bureau of Narcotics) que con Harry Anslinger a la cabeza dio el verdadero inicio de la guerra contra las drogas y en gran medida contra el cannabis.

Anslinger vio en su nuevo cargo una gran oportunidad de poder (aquí empieza a jugar un pepael importante el ego de una persona). Se dio cuenta rápidamente que la clave para que su nueva oficina tuviera éxito y mantener los recursos asignados, era añadir al cannabis a su lista de enemigos junto a la cocaína y el opio. La prohibición del alcohol no había funcionado y estos recursos, que antes eran invertidos en la prohibición del alcohol, debían usarse en algo diferente antes de que se cortaran.

Su caballo de batalla fue el mismo que llevó a algunos estados a reaccionar en contra del cannabis: el racismo.

Anslinger solía decir — “Hay 100,000 consumidores de marihuana en Estados Unidos y la mayoría son negros, filipinos, hispánicos y artistas. Su música satánica, el jazz y el swing, son el resultado del consumo de marihuana. Es la misma marihuana la que causa que las mujeres blancas busquen relaciones sexuales con los negros, artistas y otros”

Louis Armstorng fue un activo consumidor y defensor de la marihuana

La prensa amarillista empieza a desinformar y cambiar la percepción sobre la marihuana

En poco tiempo Anslinger encontró en grupos sociales y económicos grandes aliados en su lucha.

Uno de los primeros y más relevantes fue William Hearts (cuya historia sería llevada a la pantalla grande bajo la película Ciudadano Kane) precursor de la prensa amarilla. Hearts era dueño de varios medios y tenía suficientes razones para apoyar la prohibición y difamación del cannabis.

Por un lado odiaba a los Mexicanos y por otro lado (que seguramente era su motivante principal) había invertido grandes cantidades de dinero en tierras para la producción de madera y veía como el cáñamo podría convertirse en un sustituto perfecto. Hearts aprovechó entonces su control sobre varios medios y su reconocido periodismo amarillo para confundir a la gente sobre los verdaderos efectos del cannabis. A esta dupla se le sumaron rápidamente Dupont y varias farmacéuticas que veían en el cannabis medicinal y el autocultivo un enemigo claro a sus finanzas.  

Propaganda desinformativa en contra de la marihuana (años 30`s)
Propaganda desinformativa en contra de la marihuana (años 30`s)

El Marihuana Tax Act - La primer ley en contra del cannabis

En 1937 se da uno de los pasos más grandes hacia la prohibición del cannabis.

Anslinger, en su afán de poner la marihuana en la ilegalidad, propone ante el congreso un proyecto de impuestos a la marihuana a nivel federal conocido como The Marijuana Tax Act de 1937.  El proyecto de ley, que duró escondido durante los dos años en que se forjó, argumentaba mediante el uso de titulares en periódicos amarillistas e historias confusas que el consumo de marihuana era perjudicial para la sociedad.

Juego de palabras - El cannabis se convierte en marihuana

Una de las estrategias más efectivas para lograr que el proyecto pasara, fue la de utilizar el término marihuana en vez de cannabis.

En esa época el cannabis o cáñamo era reconocido por su uso textil y como fibra. Anslinger acuñó entonces el término marihuana, que es como le decían los mexicanos, para darle un contexto negativo y confundir a la población. Si bien la Asociación Americana de Medicina (AMA son sus siglas en inglés) puso un punto de vista objetivo donde se argumentaba que no había prueba de los efectos nocivos de la marihuana o de que esta aumentara los niveles de violencia en la sociedad, de poco sirvió contra la publicidad dañina que ya habían hecho los medios de comunicación amarillistas.

Finalmente, las historias de estos medios y la influencia de Anslinger ganaron sobre la posición científica y el 2 de agosto de 1937 se firmó la ley (Marihuana Tax Act). 

 

De la prohibición del cannabis en Estados Unidos a la guerra mundial contra las drogas

Si bien esta ley fue considerada inconstitucional en los años 50s, fue reemplazada rápidamente por leyes más severas como la Ley de Control Narcótico (Narcotics control Act) que ponía sentencias de prisión por posesión de cannabis.

En 1970, durante el mandato de Nixon quien fue el primer presidente en verdaderamente declarar la guerra contra las drogas, se aprueba la Ley de Sustancias Controladas que empieza por clasificar las diferentes drogas según su a) potencial de abuso, b) carencia de uso médico aceptado y c) ausencia de seguridad para su uso. El cannabis fue entonces ubicada en la Clasificación I junto a la heroína, LSD, MDMA entre otras.

Varias fuentes, incluyendo entrevistas con consejeros cercanos a Nixon, argumentan que la declarada guerra contra las drogas de Nixon proviene, de nuevo, de una tensión social y política. Nixon en ese momento tenía dos grandes enemigos a los cuales no podía judicializar o callar con argumentos: los hippies que estaban en contra de la guerra y los negros. Ambos grupos tenían en sus integrantes consumidores de cannabis por lo cual, al volver esta sustancia ilegal, sería más fácil frenarlos, arrestarlos, judicializarlos y finalmente silenciarlos.

 

Otros factores que jugaron un papel importante en la prohibición

Faltan muchos detalles por contar en esta historia.

El sistema carcelario y sus incentivos perversos, el miedo de perder el poder económico por parte de farmacéuticas, tabaqueras y productores de fibras como el papel, la discriminación y tensión social, el deseo del gobierno por controlar las decisiones y hábitos de consumo de las personas, entre otros, son factores que han impulsado y mantenido al cannabis y otras drogas en la ilegalidad.

Si alguna lección nos queda de esta historia es que a desinformación es y será la forma más poderosa de los agentes de poder de mantenerlo en sus manos y de oprimir las voces de muchos. Y como la historia tiende a repetirse, podemos ver cómo la desinformación hoy más que nunca jugó un papel primordial en el Brexit, elección de Trump (Les recomiendo el documental "The Great Hack" que está en Netflix) y muchas otras escenas en la política nacional e internacional.

Unidos somos más fuertes

Si bien la ciencia y varios activistas han tratado de desmitificar toda la publicidad engañosa alrededor del consumo del cannabis, somos nosotros, la gente del común, la que debe luchar por su bien más preciado: la libertad de elección. 

Hoy,  hay muchos que critican a los consumidores de cannabis porque su compra alimenta económicamente al narcotráfico. Si bien es cierto, es importante recordar que la razón por la que realmente existe el narcotráfico es porque los gobiernos, con más intereses ocultos que argumentos como vimos en este recuento histórico, han decidido darle ese estatus de ilegal a las drogas.

En Colombia, por dar un ejemplo, la Guerra contra la Drogas ha sido un total fracaso que ha traído más muerte y violencia que soluciones reales. Es evidente que la mejor forma de desarmar el narcotráfico es legalizando el consumo de drogas y usando el presupuesto invertido en la guerra en educación y salud pública.

Y vale recordar que hoy por hoy ya existen maneras de consumir cannabis sin fomentar la violencia (ver: Las 7 razones por las que debes cultivar tu propia marihuana) que los gobiernos deberían promover y no limitar. 

Unidos somos más fuertes. Si crees que desde tu campo puedes aportar a cambiar las leyes o la visión de la marihuana escríbeme a [email protected] Tenemos algo en comun y podemos unir fuerzas.

Está en nuestras manos, en nuestra pedagogía interna, en entender la historia de nuestras leyes el poder defender nuestros derechos. Como dirían nuestros amigos mexicanos de Molotov “Si le das más poder al poder, más duro de van a venir a joder”. 

...¡Vamos todos!.....

"La policía te está extorsionando (Dinero)
Pero ellos viven de lo que tú estás pagando
Y si te tratan como a un delincuente (Ladrón)
No es tu culpa, dale gracias al regente

Hay que arrancar el problema de raíz (Ajá)
Y cambiar al gobierno de nuestro país
A la gente que está en la burocracia
A esa gente que le gustan las migajas

Yo por eso me quejo y me quejo
Porque aquí es donde vivo
Y yo ya no soy un pendejo
¿Qué no wachas los puestos del gobierno?
Hay personas que se están enriqueciendo"

 

Fuentes

Este artículo fue construído consultando diferentes fuentes.

Agradezco a cada persona que ha hecho un enorme esfuerzo en conservar esta información y hacerla pública. En especial gracias a

  1. Persiguiendo el Grito - Johann Hari (pueden ver una entrevista de él en este enlace)
  2. Cannabis and Culture, 1975, Vera Rubin (Ed.)
  3. The Great Hack (Documental)
  4. https://www.drugpolicy.org/blog/how-did-marijuana-become-illegal-first-place
  5. http://origins.osu.edu/article/illegalization-marijuana-brief-history
  6. https://www.history.com/news/why-the-u-s-made-marijuana-illegal
Sebastián Salazar

Sebastián Salazar

Me encanta viajar. Amo la marihuana, los psicodélicos y la naturaleza en general. En una sociedad confundida, deprimida y ansiosa creo que la naturaleza tiene el poder de sanar, de enseñarnos y de recordarnos que todos somos uno y que la felicidad no está en lo que nos vende la publicidad si no en saborear los momentos que nos ofrece el presente.

Catacoa es mi forma de crear un espacio físico y virtual donde las personas puedan compartir sin tabús y dejando los prejuicios a un lado. 

Post relacionados




No hay resultados que coincidan con estos criterios